Amor en la Adolescencia  

Manuel Fuentes Wendling

Si mis padres me autorizan para relacionarme sentimentalmente con alguien y luego no les agrada mi pareja, ¿cómo debo actuar o qué debo hacer?

 

   Debes conversar con ellos y preguntarles directamente qué es lo que no les agrada de tu pareja. Primero escucha atentamente y no polemices con ninguno de ellos. Simplemente limítate a escuchar. Cuando esto haya ocurrido, o sea que tus padres, o uno de ellos, te han dado sus razones, entonces trata de encontrar argumentos que se opongan a los de tus padres y que valoricen la imagen de tu pareja. Hazlo con respeto, sin enojarte, ni llorar, ni levantar el tono de tu voz.

   Demuestra que has comenzado tu maduración como persona. Y si ellos insisten en que no les agrada tu pareja, pídeles una oportunidad para tratar tú de corregir aquello que les parece mal o no les agrada. Y si persisten en su posición guarda silencio y no digas nada porque es inútil. Hasta este punto te has esforzado por tratar de razonar con tus padres y debes tomar uno de los dos caminos siguientes: continuar tu relación a pesar de la oposición de tus padres o terminar con tu pareja.

   En el caso de continuar, vale aquí la respuesta a la pregunta ya formulada en este libro : Si mis padres no me dan autorización para relacionarme sentimentalmente con alguien, ¿qué debo hacer? Porque es tu caso. Al rechazar a tu pareja te han desautorizado.

   Lo señalado en la respuesta a la pregunta no debe entenderse como una incitación a la rebeldía respecto a los padres. Menos a desconocer su autoridad. Es simplemente reconocer una realidad y tratar de darle el mejor curso de acción posible.

   Por otra parte, si tú decides terminar tu relación tienes que hacerlo no porque tus padres rechazan a tu pareja sino porque luego de analizar las razones que te han dado ellos tú estimas que en gran parte se ajustan a la verdad y tú por sentir amor no las habías visto.

   Considera, en este último caso, que al terminar tu relación debes estar consciente que lo haces por buenas razones y no obligada o presionada a hacerlo. Esto último, de ocurrir, puede afectar tu estabilidad emocional, la convivencia en tu hogar y la relación con tus padres.

www.pololeos.cl

 

Pregunta Anterior
Pregunta Siguiente